top of page
  • Foto del escritorMARTIN

Con café colombiano y arepa venezolana, Denis Palma conquista el paladar español


Marlenis Castellanos Querales/ Especial BieHallados/Las Palmas de Gran Canaria.

"La calidad para mis clientes es lo principal".

Así resume la idea de su establecimiento Deniz Palma Rangel, quien lleva año y medio en Canarias y hace pocos meses, abrió su café en Santa Catalina, una de las zonas más frecuentadas en Las Palmas. Se emociona al contar el resultado de su cafetería y la receptividad que ha tenido:

"De verdad muy bien. Ha sido muy agradable. Mis clientes son bendecidos cada vez que entran al local. Este es un sitio acogedor, tranquilo, donde queremos que la gente se sienta cómoda, feliz porque les damos un buen trato, para que se sientan como en su casa", dice.

Deniz es de San Carlos, estado Cojedes, región de los llanos centrales de Venezuela. Además de abogada, era comerciante y tenía negocios, que iban desde la hotelería hasta peluquería. También tuvo un restaurante en Colombia.

En Zoe Café lo que más piden los clientes son las empanadas, las arepas, los patacones, las cachapas.

"El turista es como curioso con la comida venezolana. Para ellos es algo nuevo y de verdad ha gustado mucho...es increíble", comenta con alegría.

Explica que los que comen por primera vez una arepa, vuelven porque les ofrecen unos rellenos espectaculares: carne molida, reina pepeada, pabellón, carne mechada, pollo, atún, salchicha, jamón con queso... como el cliente lo pida.

Zoe Café: en honor a su nieta

Sus cliente son variados: venezolanos, colombianos, canarios, de "todo un poquito".

Una de las peculiaridades de Zoe Café, es que ofrece café colombiano:

"Fuimos a una degustación de unos cafés colombianos. probé el café y me gustó muchísimo. Su sabor es diferente, cuando lo pruebas. sientes la calidad...y es algo que yo quería. La calidad para mis clientes, que sintieran un sabor diferente al tomarlo...y es una café orgánico y natural.

En esta calle, la única que tiene el café colombiano soy yo", dice.

Está contenta en Canarias, pero dice que tiene el corazón en Venezuela: "Allá están mi madre, mis hijos y mi nieta Zoe. En su honor, el café lleva el nombre".

Vino de vacaciones y le gustó muchísimo el turismo, y el día tras día de la gente que le gusta comer. "Eso me incentivó a emprender aquí", comenta.

Recuerda que lo más complicado para emprender son los impuestos...no es fácil llevar un negocio. "Hay muchas responsabilidades y tienes que cuidar bien los detalles económicos, el local, los trabajadores. Trabajar en la hostelería es muy delicado. pero aquí estoy, dando el todo por el todo", dice y agrega: "Si alguien tiene sus sueños y proyectos, debe estar seguro porque implica muchas responsabilidades... pero si tienes tu sueño, debes seguirlo".

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page