top of page
  • Foto del escritorMARTIN

Fiestas decembrinas y verano se conjugan en Argentina


Martha Cobos/ Argentina/Especial para BienHallados

El 21 de diciembre inicia el verano en Argentina. Mientras que en el polo opuesto se preparan para recibir unas navidades con frío y nieve, el cono sur da la bienvenida a los tres meses más calurosos del año.

En Argentina en la mayoría de los hogares ponen el pesebre o árbol de Navidad el 8 de diciembre, cuando se festeja el Día de la Inmaculada Concepción de María. Parte de la decoración también consiste en colocar medias rojas colgadas en la puerta y otras cerca del árbol. 

Entre las comidas más tradicionales destaca el Matambre casero (un corte típico argentino ubicado entre el cuero y las costillas del novillo), ensalada rusa, Vitel Toné ( plato frío de carne roja de ternera con una salsa a base de atún), lechón, y en algunos casos tienen una cena más fría como tartas, ensaladas, tomates rellenos y Pionono (Bizcocho humedecido en jarabe, con crema y una coronilla tostada. Puede ser dulce o salado). El tradicional asado también está presente en algunos hogares, sobre todo el 25 de diciembre.

Para la hora del brindis, en la mesa hay pan dulce o panettone, frutos secos, garrapiñada de maní o almendra, helados, turrones, sidra y champagne.

Dependiendo de las finanzas de cada familia, en el árbol navideño se colocan regalos para los que van a cenar, o solo para los niños, en la casa o lugar donde van a realizar “la juntada”. Algunas familias en la cena navideña, hacen el amigo invisible, de tal forma que todos los asistentes reciben un regalo o detalle.

Las tradiciones pueden variar según la familia. En el caso de Silvina García, el 31 siempre se viste de blanco así sea una remera (chaqueta deportiva) y un short, y bien arreglada para darle la bienvenida al año y que sea todo para bien.

El 24 de diciembre es temporada de verano, muchas familias toman vacaciones, tal es el caso de la familia Masso, que se va a la costa argentina a pasar las fiestas. “Trato de mantener las tradiciones para que mis hijos las continúen, pasar en familia las fiestas es lo más importante” dijo Samanta Masso. Ella coincide con Silvina y su familia también se viste de blanco para recibir al año nuevo.

Como dato curioso en algunos lugares de Buenos Aires, para recibir el año nuevo, realizan la quema de un muñeco de paja al que llaman “año viejo”. Esta actividad va acompañada de fuegos artificiales.

0 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page