top of page
  • Foto del escritorMARTIN

Redes de apoyo bien informadas brindan mejores respuestas a la mujer inmigrante

Marlenis Castellanos Querales/Especial BienHallados

Contar con redes de apoyo bien informadas en temas de extranjería y vulnerabilidad de las migrantes es prioritario. Recibir y guiar a las mujeres provenientes de otras latitudes en Las Palmas de Gran Canaria, España, requiere de mucha formación solidaria.

Así se desprende del estudio titulado: “Diagnóstico participativo de mujeres migrantes en la isla de Gran Canaria. Propuestas de mejora en la respuesta integral”, realizado por la Alianza por la Solidaridad-ActionAid en las Islas Canarias, España.

Joana Suárez es la coordinadora y co-redactora del estudio. Ella explicó que el Diagnóstico participativo de mujeres migrantes en la isla de Gran Canaria, es un encargo de la Consejería de Igualdad, Diversidad y Transparencia del Cabildo de Gran Canaria, en el marco de la Estrategia “Gran Canaria Infinita”. En este documento, las mujeres migrantes participantes identifican y exponen las situaciones de vulneración de sus derechos en el contexto insular. Pero, sobre todo, se recogen las propuestas para la mejora del modelo de respuesta integral en Gran Canaria, de manera que correspondan a sus necesidades y demandas.

En el informe destaca que hay “vulnerabilidades” de las que son objeto mujeres de procedencia latinoamericana, quienes llegan vía aérea y una vez establecidas en la isla, buscan trabajo como empleadas de hogar, un ámbito en el que sufren violencia de género y situaciones cuya detección se escapa al sistema institucional de protección.

Joana Suárez también aludió a la poca formación sobre la realidad de las personas migrantes que se oferta a los servicios de la administración pública, por lo que considera que tanto los de la red municipal como la general deben tener más información en materia de extranjería, sobre todo los relacionados con la violencia machista.

Este diagnóstico también ha detectado que la situación administrativa irregular que sufren las mujeres migrantes les anula “la posibilidad de acceder a una formación o a un empleo”. Igualmente destaca la “opacidad” del sistema de acogida, realidad que impide a las mujeres migrantes que llegan por vía marítima acceder a servicios externos.

El análisis articulado cuenta también con la participación de las instituciones públicas, entidades y otras organizaciones de la sociedad civil que inciden sobre las situaciones de las mujeres migrantes, abordando también sus dificultades, necesidades y propuestas.

El estudio contó con el equipo facilitador integrado por Irene Bello Quintana, María Salvador López y Julissa Jáuregui. La redacción del informe fue responsabilidad de Joana Suárez Almeida y Candela Pérez Plaza.

Mayor información en:

https://www.alianzaporlasolidaridad.org/evento/diagnostico-participativo

0 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page