top of page
  • Foto del escritorMARTIN

El Tamborilero salió de España: Ropo pom pom pom, ropo pom pom … (+video)


José Luis Díaz Afonso/España/Especial BienHallados

En diciembre de 1965, durante el programa de Navidad de la Televisión Española, entonces sólo había un canal de TV en España y pertenecía al Estado, un ya popular, pero muy joven cantante andaluz, dio a conocer por primera vez al mundo la versión en castellano del villancico checo: “El Niño del Tambor”. La pieza se rebautizó como “El Tamborilero”.

El pequeño tamborilero, como fue titulada por sus autores Harry Simeone, Henry Onorati y Katherine Kennicott Davis, alcanzó el máximo reconocimiento como villancico, cuando en 1941 en Missouri, Estados Unidos, la pianista Katherine Kennicott Davis tradujo la letra al inglés, titulándola “Carol of the Drum” ('Villancico del tambor').

Es una canción de Navidad popular y épica, cuya letra relata la historia imaginaria de un niño que se gana la vida con un tambor y que, no teniendo nada con que obsequiar al neonato Mesías en la Nochebuena, decide darle una serenata con su instrumento como prueba de amor, hecho ante el cual el Recién Nacido le mira y le sonríe dándole a entender que ha comprendido la intención.

“El Tamborilero” estuvo incluido en el noveno elepé grabado por Raphael, quien para entonces apenas tenía 22 años de edad.

A partir de aquel momento, y ya ha pasado más de medio siglo, Raphael la considera una de “las Joyas de la Corona” de su repertorio.

https://youtu.be/sIjRW60Fqyc?t=3

Una muestra de ese pasar de los años, lo encontramos en este video que Raphael grabó en 2018 y se encuentra con “El Taborilero” de 1965. @RAPHAELartista cumplió este 2023, 61 años recorriendo los escenarios de todo el mundo.

El camino que lleva a belén Baja hasta el valle que la nieve cubrió Los pastorcillos quieren ver a su rey, Le traen regalos en su humilde zurrón Al redentor, al redentor. Ha nacido en un portal de belén el niño dios. Yo quisiera poner a tus pies, Algún presente que te agrade, señor. Más, tú ya sabes que soy pobre también, Y no poseo más que un viejo tambor, Viejo tambor, viejo tambor. En tu honor frente al portal tocaré, Con mi tambor. El camino que lleva a belén, Yo voy marcando con mi viejo tambor. Nada mejor hay que yo pueda ofrecer, Su ronco acento es un canto de amor, Al redentor, al redentor. Cuando dios me vio tocando ante el, Me sonrió.
0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page