top of page
  • Foto del escritorMARTIN

Cabrini: la patrona de los inmigrantes

Andreína Alcántara. Especial para BienHallados

 

Francesca Severio Cabrini fue una mujer con un vida muy corta, pero intensa y fructífera. Por la magia del cine resuena la historia de esta monja italiana que llegó a la ciudad de Nueva York en 1889 con su hábito negro, un montón de sueños en la cabeza y una enorme cruz que le brillaba en su pecho.



El filme dirigido por el mexicano Alejandro Monteverde, galardonado por el Sonido de Libertad (Sound of Freedom), comienza con la llegada de Cabrini a la Gran Manzana por encomienda del Papa León XIII.  La religiosa, mejor conocida como “La Patrona de los inmigrantes”, llegó para cumplir una difícil misión: convencer a las autoridades de la época a que respaldaran su idea de crear orfanatos con los que se le asegurara la vivienda y la atención sanitaria a los más vulnerables de la sociedad.


El grupo de monjas liderado por Cabrini debía enfocarse en atender principalmente a los migrantes italianos que habían llegado en oleadas a Norteamérica, debido a la agitación política que experimentaba el país europeo durante esos años, en su lucha rebelde por convertirse en un Estado independiente unificado. Se estima que en esos años casi 4 millones de italianos llegaron a América. La mayoría de los emigrantes provenían del sur de Italia; se establecieron en Nueva York, Chicago y a lo largo de la costa este de esa nación, lugares en los que vivían en condiciones precarias, víctimas de la xenofobia y la pobreza extrema.


Con audacia y convicción Cabrini tomó el control de un local abandonado localizado en Los Cinco Puntos, barrio urbano indigente, densamente poblado, totalmente insalubre, plagado de enfermedades, crimen, prostitución y niños desnutridos. Aunque hablaba un inglés deficiente y padecía una enfermedad mortal, la mujer logró, luego de una larga lucha, cumplir sus metas y construir un imperio de esperanza, educación y asistencia sanitaria que el mundo en aquella época jamás había visto.



El film de Alejandro Monteverde se desarrolla con una impactante puesta en escena, amén de la convincente actuación de la protagonista, Cristiana Dell'Anna, conocida por su participación en la serie Gomorra. La película muestra el poder de la mujer encarnado en la Madre Cabrini; devela, además, su sensibilidad hacia los emigrantes, su fe y su ejemplar actitud de "no rendirse nunca". En 34 años Francesca Severio Cabrini fundó unos 67 centros, entre hospitales, escuelas y orfanatos que hoy día se mantienen, amén de convertirse en la primera ciudadana estadounidense canonizada (en 1946) y declarada patrona de los inmigrantes.

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page